Por qué, cómo y qué emprender.

Te has preguntado ¿por qué hay miles de negocios que fracasan? y ¿En qué son distintos de aquellos que alcanzan el éxito? En esta ocasión te vamos a platicar de una idea que se planteó Simon Sinek, quien propone que la diferencia entre los grandes líderes, pensadores, empresas exitosas y los que no lo son, solo consiste en pensar, actuar y comunicarse de manera opuesta que el resto de las personas.

Y ¿cómo lograr esto? Simón lo codifico en una idea que él denomina el círculo dorado: ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Qué? Esta simple estructura explica por qué algunos triunfan y otros no. Mientras la mayoría de las personas y organizaciones lo hacemos al revés de afuera hacia dentro ¿Qué? ¿Cómo? ¿Por qué?, es decir;  el 100% de las empresas saben que venden, solo algunas saben cómo lo hacen, cuál es su propuesta de valor, propuesta única de venta, etc. Pero muy pocas saben por qué lo están haciendo, y nada tiene que ver con las ganancias, se refiere a ¿por qué existe la empresa? ¿Cuál es su creencia? ¿Tiene una causa?

Lo que tenemos que hacer para tener mayores oportunidades de éxito es pensar como la gente exitosa de adentro hacia fuera, conectarnos con nuestros sueños y anhelos ya que estos nos impulsaran sobre todas las adversidades, críticas y cuestionamientos, si queremos hacer un negocio primero hay que plantearnos el por qué, para algunos el por qué puede ir desde dedicarse a lo que realmente aman hasta no tener que aguantar más a ese molesto jefe, las razones pueden ser muchas pero deben ser lo suficientemente fuertes como para hacer que te levantes cada mañana para cumplir ese objetivo.

El siguiente paso es el ¿Cómo?, que se refiere a que canales o herramientas vas usar para cumplir con tu por qué, tu valor agregado, un ejemplo es que modelo de negocios vas a implementar para conseguir tu objetivo, puede ser un negocio online, una franquicia, distribuir productos de terceros o incluso un multinivel.

Finalmente llega la hora de decidir el ¿Qué?, qué productos o servicios vas a vender, te recomendamos que aquello que vas a ofrecer sea algo que te gusta hacer, un buen ejemplo es hacer un curso online para enseñar a la gente algo que tu domines a la perfección o que sientas que eres muy bueno haciendo.

La gente no compra lo que uno hace; compra por qué uno lo hace. Y si uno habla de sus creencias, atraerá a los que creen en lo mismo.

Te invito a ver estos vídeos en el que te compartimos cómo fue nuestro círculo dorado.

Parte 1:

Parte 2:

Comentarios de Facebook.

Deja tu comentario

Mariel Lara

Emprendedora Co Fundadora de Campañas para mi Negocio

Artículos Relacionados

Síguenos en